RUTA DE CHILOÉ

Siempre un tesoro por descubrir

SU ATRACTIVO

Quizás debido a su carácter insular, la Isla Grande de Chiloé se mantiene como uno de los lugares más auténticos de Chile. Sus ritos, fiestas y tradiciones culturales y gastronómicas tienen una identidad única y particular, que convierten a este gran territorio en un destino turístico de nivel mundial, lo cual ha sido destacado con justicia por diferentes medios especializados.

Recorrer Chiloé es descubrir mitos y leyendas ancestrales, pero todavía muy presentes en la vida cotidiana de sus habitantes. Es viajar entre ondulados y sinuosos caminos y carreteras que atraviesan hermosos campos y praderas que se pierden en el horizonte y que dan cuenta del enorme tamaño de la isla. Es admirar y aprender sobre una escuela de arquitectura única –el estilo chilote-, representada en un conjunto de hermosas iglesias de madera, dispersas en distintos pueblos e islas aledañas, que están consideradas Patrimonio de la Humanidad. Es experimentar el sabor de las papas nativas, de los mariscos recién sacados del mar, del milcao y el chapalele, todo preparado en el fondo de la tierra y cubierto con hojas de nalca, como dicta la tradición del curanto al hoyo. Y es, por cierto, la posibilidad de explorar una geografía que aún permanece en estado salvaje, repleta de valiosas especies de flora y fauna que encuentran en este lugar uno de los últimos refugios naturales del planeta.

¿QUÉ VER? VER EN MAPA

Ruta de las Iglesias
Descubre este tesoro arquitectónico de la isla de Chiloé. Se encuentran por toda la isla y 16 de ellas fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2002. Algunas datan del siglo XVI.

Palafitos de Castro
Ícono de Chiloé, los palafitos son casas de madera construidas sobre pilotes en el agua, una técnica utilizada para adaptarse a las constantes subidas y bajadas de marea. Los más emblemáticos son los de Castro.

Fiesta del Nazareno de Caguach
La religiosidad es muy palpable en todo Chiloé y sus islas aledañas, algo que puede comprobarse en su fiesta más famosa y multitudinaria, que se celebra cada 30 de agosto hace más de dos siglos en la isla Caguach.

Fiestas costumbristas
Las fiestas y celebraciones son parte esencial de la identidad chilota. Se realizan en distintas fechas a lo largo de enero y febrero, cuando viene la mayoría de los turistas. La más grande es la Fiesta Costumbrista de Castro.

Parque Nacional Chiloé
Ubicado en la costa Pacífico de la isla, este parque permite realizar caminatas de distinta duración que recorren el bosque nativo y extensas playas de dramática belleza. Tiene dos sectores de acceso: uno por el norte, desde la localidad de Chepu (comuna de Ancud); y otro, el más transitado, por Cucao, a 58 kilómetros de Castro.

Pingüineras de Puñihuil
Ubicada 26 kilómetros al suroeste de Ancud, esta pequeña caleta se ha convertido en un ejemplar destino de ecoturismo, gracias a una colonia de pingüinos magallánicos y de Humboldt que vive y se reproduce frente a sus islotes.

Curanto al hoyo
El tradicional curanto al hoyo, un rito culinario que consiste en un cocimiento de mariscos, carnes y papas, más unas masas llamadas milcao y chapalele, en un agujero cavado en la tierra, para lo cual se utilizan piedras calientes y una cobertura de hojas de nalca.

Parque Tantauco
En el extremo sur de la Isla Grande, el Parque Tantauco es una enorme área de protección privada de 118.000 hectáreas de superficie que conserva casi intactos los últimos bosques nativos de Chiloé. Tiene acceso por tierra desde Quellón y el lago Chaiguata.

Fuertes chilotes
La historia de los conquistadores españoles se puede apreciar en la serie de antiguos fortificaciones que se construyeron entre los siglos XVII y XVIII para defender a Chiloé de piratas ingleses y otros invasores. Los principales son los fuertes de Ahui y San Antonio, ambos en la comuna de Ancud.

Agroturismo
Sin duda una de las mejores formas de conectarse con la gente y el modo de vida chilote es en el campo. Una extensa red de emprendimientos de Agroturismo apoyados por INDAP se encuentra disponible a lo largo y ancho de la isla. Ofrecen alojamiento, gastronomía y participar en las labores del campo, entre otras experiencias.

Muelles de Chiloé
Este es un proyecto arquitectónico diseñado por el escultor Marcelo Orellana Rivera. Se trata de tres hermosos muelles de madera en distintos puntos de la costa. Estos son el Muelle de las Almas, en Cucao; el Muelle del Tiempo, en Punta Pirulil, y el Muelle de la Luz, en Chepu.

¿QUÉ HACER?

Kayak

Cabalgatas

Buceo

Trekking

Navegación

Pesca deportiva

Agroturismo

Mountainbike

Avistamiento de aves

RUTAS Y CIRCUITOS VER EN MAPA
De Chacao a Ancud y Castro

Esta es la vía de acceso principal a la Isla Grande. En el sector de Pargua, en el continente, al sur de Puerto Montt, se toma un ferry que cruza el canal de Chacao hasta la villa del mismo nombre. Desde allí, el trayecto avanza por la Ruta 5 Sur hasta la ciudad de Castro, la capital y epicentro turístico de Chiloé.

Recorrido: 106 kilómetros

De Ancud a Puñihuil

Ancud es la ciudad más grande de la zona norte de la isla. Desde allí se puede explorar la costa del Pacífico y llegar a localidades como Puñihuil, donde vive una colonia de pingüinos magallánicos y de Humboldt, la cual puede visitar en viajes en lancha.

Recorrido: 26 kilómetros

De Ancud a Chepu

Este trayecto conduce a uno de las zonas más prístinas de la costa Pacífico de Chiloé: la localidad de Chepu. Desde aquí se pueden visitar algunas áreas de conservación privada e incluso llegar caminando hacia el Parque Nacional Chiloé.

Recorrido: 31 kilómetros

De Ancud a Quemchi, por la costa

Este circuito es una alternativa a la Ruta 5 Sur y permite explorar la costa interior de Chiloé para conocer algunas localidades rurales como Caulín y Linao. El final es en el pueblo de Quemchi, cuna del destacado escritor Francisco Coloane.

Recorrido: 88 kilómetros

De Castro a Dalcahue y Tenaún

Visita esencial desde Castro, la localidad de Dalcahue está a sólo XX kilómetros de distancia y es famosa por sus cocinerías y feria artesanal. Desde allí se puede cruzar hacia la isla de Quinchao o, como sugerimos en este circuito, continuar hacia los poblados de San Juan y Tenaún, reconocidos por sus iglesias patrimoniales.

Recorrido: 61 kilómetros

De Dalcahue a Isla Quinchao

Rutero imperdible para visitar la mayor isla del archipiélago, Quinchao, a la cual se cruza en un ferry que zarpa cada 15 minutos desde el embarcadero de Dalcahue. Entre los hitos a visitar son el pueblo de Curaco deVélez y el puerto de Achao, uno de los más importantes de Chiloé.

Recorrido: 50 kilómetros

De Castro a Chonchi a isla Lemuy

Este tramo conduce hacia el pueblo de Chonchi, fiel representante de la arquitectura chilota, y permite cruzar hacia le hermosa isla de Lemuy, que cuenta con tres iglesias patrimoniales, entre ellas la de Aldachildo, una de las más grandes de Chiloé.

Recorrido: 60 kilómetros

De Castro a Cucao

A la altura de Chonchi comienza un camino que conduce hacia Cucao, pequeño pueblo rural a orillas del lago del mismo nombre donde viven algunas comunidades huilliches y que es la puerta de entrada al sector sur del Parque Nacional Chiloé, con extensas playas y diversas opciones para hacer trekking y cabalgatas.

Recorrido: 52 kilómetros

De Castro a Queilen

Este recorrido avanza por el extremo suroriental de Chiloé hasta el pueblo de Queilén, que tiene buenas playas para el baño y hermosas vistas hacia el volcán Corcovado, que está en el continente. Desde Queilén, además, parten navegaciones hacia islas cercanas como Acui y Tranqui.

Recorrido: 43 kilómetros

De Castro a Quellón

Tramo final del recorrido por la Isla Grande de Chiloé, que conduce hacia la ciudad de Quellón, en el extremo sur de la isla, y punto de partida para ferries y lanchas que conectan la isla con las localidades que están hacia el sur, tanto en el Archipiélago de las Guaitecas como en los canales de Aysén.

Recorrido: 85 kilómetros