Cultura ambiental dentro de la organización

Cambio climático detalle de imagen

Los colaboradores tienen un rol clave como agentes de cambio en la cultura ambiental de la organización. La Política de Sostenibilidad tiene como aspecto importante el promover, concientizar y apoyar el comportamiento amigable con el medioambiente por parte de los colaboradores, tanto en el lugar de trabajo como en su vida diaria.

Además de la campaña de difusión Chile Sin Basura, el Banco de Chile ha promovido actividades y voluntariados tales como:

En alianza con Corporación Cultiva: Se construyeron espacios eco participativos, entregando más áreas verdes y espacios de distención a instituciones de personas con discapacidad y niños con cáncer. En estas actividades se promovió el uso de árboles nativos y especies de bajo riego.

Banchile Corredora de Seguros: La campaña “1 Seguro Digital, 1 Árbol” buscó apoyar la reforestación en Chile. Significó que, por la compra de un seguro de hogar, de salud, oncológico, de protección personal, seguro 360 y cualquier otro seguro de prima mensual recurrente, a través de canales digitales, se plantaría un árbol nativo durante el año 2020 en nombre del cliente. Este trabajo colaborativo con Fundación Reforestemos permitió el compromiso de plantación de 22.437 árboles en las regiones del Maule, Biobío y Aysén.

Estrategia climática

El cambio climático es el gran reto que actualmente enfrenta la humanidad. En este contexto, Banco de Chile reconoce como tema relevante la gestión de sus emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) y la cuantificación de su huella de carbono en sus tres alcances.

En 2019 Banco de Chile se comprometió a incorporar el Cambio Climático en la Matriz de Riesgo del banco, sin embargo, debido a los acontecimientos del año, esta meta se postergó.

En el desarrollo de su estrategia frente al cambio climático, Banco de Chile se incorporó como signatario del Acuerdo Verde lanzado en diciembre de 2019 por el Ministerio de Hacienda. Se trata de un compromiso voluntario entre el sector financiero, el Gobierno y los reguladores, que define principios generales respecto de la gestión de los riesgos y oportunidades asociados al cambio climático en la toma de decisiones por parte de las entidades signatarias y compromete acciones concretas en este ámbito. Su objetivo es contribuir a la estabilidad financiera y al logro de los compromisos del país en materia climática. Sus cuatro focos de acción son: Gobernanza, Estrategia y Oportunidades, Administración del Riesgo y Objetivos y Métricas.

Durante el año 2020 la organización participó en más de cuatro sesiones de la Mesa Público-Privada de Finanzas Verdes de la que deriva este acuerdo.